Masiva liquidez en guaraníes presiona al tipo de cambio

La tercera semana de febrero vuelve a finali­zar con un tipo de cam­bio cercano a los G. 6.540 en el mercado mayorista; la presen­cia del Banco Central del Para­guay (BCP) sigue evitando una devaluación mayor. La abundante liquidez en moneda local genera presión sobre el tipo de cambio, ya que multinacionales e importadores apresuran compras, dando siempre preferencia a la divisa americana, señala el análisis semanal de Basa Capital.

En tanto, el real sigue mos­trando signos de debilidad, hecho que no ayuda con el fortalecimiento del guaraní. “Ubicamos soportes en G. 6.400 y G. 6.300 para el dólar; mientras que las resistencias están situadas en G. 6.550 y G. 6.800”, indica el reporte.

El gráfico de Reuters muestra al guaraní en una visión de los últimos doce meses con movimiento de rango desde octubre del 2019 entre los G. 6.400 y G. 6.550, siempre en el mercado mayorista.

La semana pasada, conforme al resultado de la encuesta Expectativa de Variables Eco­nómicas (EVE) realizada en el mes de febrero, los agentes esperaban, con base en la evo­lución, que el tipo de cambio nominal para febrero llegue a G. 6.450 (similar a lo repor­tado en el mes anterior para este mes, G. 6.450).

En tanto que para el mes de marzo se espera que el TCN se ubique en G. 6.450. Para fines del 2020, los agentes econó­micos esperan que el tipo de cambio se ubique en G. 6.500, similar al valor registrado en el mes anterior para el mismo período, y para fines del 2021 esperan que el tipo de cambio se ubique también en torno a G. 6.500. Por otro lado, el BCP publicó la encuesta sobre Situación General del Crédito (SGC) en el país hasta el cuarto trimestre del 2019. “En la misma podemos obser­var cómo en el último trimes­tre del año anterior mejora la percepción sobre condiciones para el otorgamiento del cré­dito en el país, coincidiendo con la regularización de la liquidez y de las condiciones económicas”, menciona.

Si bien este indicador se encuentra lejano a los indica­dores que teníamos en el 2013, de igual manera es una señal, especialmente si comparamos con el segundo y tercer trimes­tre del 2019.

Deja un comentario